Por qué las personas consumen drogas

Así como existen muchos tipos de drogas, también existen muchas razones para probarlas o comenzar a consumirlas de manera regular. Las personas consumen drogas por el placer que creen que pueden obtener. Con frecuencia, las consumen porque alguien intentó convencerlas de que las drogas las harían sentir bien o de que la pasarían mejor si las consumieran.

Algunos adolescentes creen que las drogas les permitirán pensar con más claridad, ser más populares, mantenerse más activos o convertirse en mejores deportistas. Otros simplemente sienten curiosidad y creen que si las prueban una vez no pasará nada malo. Otros desean pertenecer a un grupo y consumen drogas porque sus pares los presionan. Unos pocos consumen drogas para llamar la atención de sus padres.

Muchos adolescentes consumen drogas porque están deprimidos o creen que las drogas los ayudarán a evadir sus problemas. La verdad es que las drogas no resuelven los problemas: sólo ocultan los sentimientos y los problemas. Cuando el efecto de las drogas desaparece, los sentimientos y los problemas siguen allí o empeoran. Las drogas pueden arruinar todos los aspectos de la vida de una persona.

Aquí incluimos algunos datos sobre las drogas más comunes.

Alcohol

El alcohol es la droga más antigua y más ampliamente utilizada del mundo. Es un depresor que altera las percepciones, las emociones y los sentidos.

Cómo se consume: El alcohol es un líquido que se bebe.

Efectos y peligros:

  • El alcohol actúa primero como un estimulante y, después, hace que las personas se sientan relajadas y un poco adormecidas.
  • Las dosis elevadas de alcohol afectan seriamente la cordura y la coordinación. Los bebedores pueden arrastrar las palabras al hablar, presentar confusión, depresión, pérdida de la memoria de corto plazo y tiempos de reacción más lentos.
  • Si se beben grandes cantidades de alcohol en un breve período de tiempo, se puede producir una intoxicación etílica.

Adicción: Los adolescentes que consumen alcohol pueden volverse dependientes psicológicamente de esta sustancia para sentirse bien, afrontar la vida o manejar el estrés. Además, el cuerpo puede exigirles cantidades cada vez mayores para lograr el mismo tipo de estimulación que al principio. Algunos adolescentes también corren el riesgo de volverse físicamente adictos al alcohol. La abstinencia del alcohol puede ser dolorosa e, incluso, poner en riesgo la vida. Los síntomas van desde temblores, sudoración, náuseas, ansiedad y depresión hasta alucinaciones, fiebre y convulsiones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s