Más del 40% de los menores de 15 años ya se han emborrachado

El consumo de alcohol ha pasado del octavo lugar al quinto como principal causa de muerte e invalidez, según un estudio de la OCDE

Consumo de alcohol

El consumo nocivo (o excesivo) de alcohol se está reduciendo en los 40 países de la OCDE (y sus socios prioritarios), pero los jóvenes frenan la mejora de las estadísticas. De hecho, en lo que va de siglo, el 43% de los chicos menores de 15 años y el 41% de las chicas han experimentado ya alguna vez una borrachera. Antes era, respectivamente, del 30% y el 26%. El primer análisis de la OCDE sobre el alcoholismo, dado a conocer esta mañana en París, indica también que esta sustancia se ha convertido en 30 años en la quinta causa de muerte e invalidez. Antes ocupaba el octavo lugar.

La OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) se suma a la Organización Mundial de la Salud en su lucha contra el alcoholismo. Desde el punto de vista económico, asegura el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, “este informe demuestra que incluso las políticas más caras de prevención del alcoholismo son rentables a largo plazo”. Los costes del alcoholismo no se miden solo en número de muertos (2,5 millones al año en todo el mundo). También, en morbilidad, violencia y accidentes de tráfico, entre otros. El informe, titulado Luchas contra el consumo nocivo del alcohol, está disponible en la web de la organización.

Los países más bebedores Estonia, Austria, Francia, Irlanda y República Checa. Los menos, Indonesia, Turquía, India, Israel y México

La tendencia es, en términos generales, positiva en los países de la OCDE. El alcoholismo se ha reducido en un 2,5 % en los últimos veinte años. La media se sitúa en 9,1 litros de alcohol puro por persona y año. Por encima de esa media se sitúan a la cabeza como los países más bebedores Estonia, Austria, Francia, Irlanda y República Checa. Los menos bebedores son Indonesia, Turquía, India, Israel y México. Especialmente importantes son los datos de este último país, donde no pesa la cultura musulmana contra el alcohol. Un amplio abanico de medidas políticas ha logrado mantener su tasa de alcoholismo en 5,7 litros durante los últimos treinta años.

La buena noticia, según Gurría, es que tomando medidas se puede reducir el alcoholismo. Dan resultado las campañas de prevención, el aumento de los impuestos, la subida de los precios y una reglamentación más restrictiva sobre la venta de bebidas alcohólicas. Una sola medida, como la subida de impuestos, no da resultado. “Así lo demuestran las altas tasas de alcoholismo en algunos países nórdicos”, ha dicho esta mañana Francesca Colombo, jefa de la división de Salud de la OCDE.

España (en el informe hay una separata, en español) ha dividido casi por dos su tasa de alcoholismo en los últimos treinta años. Ahora se sitúa en la media de la OCDE con 9,8 litros por persona y año. Una característica hispana es que el consumo nocivo está muy concentrado en grandes bebedores. El 20% de la población que más bebe consume el 58% del total. El fenómeno es similar en Francia y Suiza. “En esos países hay que enfocar las políticas hacia la población en riesgo”, advierte Stefano Scarpetta, director de asuntos sociales de la OCDE.

Uno de los datos más llamativos del informe es la afirmación de que el consumo moderado de alcohol puede tener un impacto positivo incluso en los sueldos. Colombo y Gurría tuvieron que aclarar que no se trata de una causa-efecto, sino del resultado obvio de que el alcoholismo repercute negativamente en los salarios de quienes lo sufren.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s